dissabte, 11 de juliol de 2015

Placeres Mundanos (RN3, Orlando Lumbreras)

Desde hace unos pocos meses, desde que descubrí por casualidad el viaje gastromusical de César Martín por el norte peninsular, estoy enganchado a una hora de radio irrenunciable titulada Placeres Mundanos.
Dirigido por el maestro de ceremonias Orlando Lumbreras (@orlandolumbrera), el programa tiene la virtud de aunar en escasos 60 minutos la voz de invitados de diferentes ramos del mundo enogastronómico, como viticultores y cocineros, con propuestas musicales elegidas por ellos mismos como canalizadoras de sus experiencias, emociones, recuerdos, pensamientos, etc. Generalmente los temas musicales consiguen un maridaje muy redondo ya que complementan y dan más fuerza, intensidad y matiz al discurso de cada uno de los invitados que pasan por el estudio de Orlando.


Una hora de Placeres Mundanos ha venido siendo para mi y supongo que para la mayoría de oyentes incondicionales (o "yonkis", como coincidimos a decir con Malviatge, quien también dedicó un post y un recopilatorio musical en spotify al programa), una hora disfrutada como fuente de conocimiento procedente de aquellos personajes más o menos anónimos que con esfuerzo y tesón han ido desarrollando su oficio especializado en algún sector productor o manipulador del producto, el trabajo del artesano sobre la materia prima; es una hora de refuerzo de valores profesiones, sociales y sobre todo personales de trabajo y constancia; una hora de manifestación de esperanza e ilusión; una hora de declaración de principios de honestidad y respeto hacia colegas de profesión y hacia los clientes o consumidores, así como de amistad y amor hacia las personas más allegadas (familia, amigos...) que ofrecen desinteresadamente su apoyo. 
El relato de cada uno de los personajes, reforzado por el hilo musical elegido por cada uno de ellos, tiene la capacidad de evocar recuerdos en el oyente, de remover conciencias, es sugerente, aporta motivación y energía y, no se puede negar, una buena dosis de emoción y de hedonismo. A mi, por lo menos, es lo que me aporta Placeres Mundanos. Además, también me ha hecho descubrir músicas que desconocía y que ahora voy explorando.

Por cierto, personalmente, el programa paradigma del concepto hedonista (como decía, el primer podcast que escuché), fue la entrega de César Martín y su recorrido por los mejores restaurantes principalmente de Euskadi, concentrado en 15 días, menudo crack sibarita, qué gozada! Espero emularlo, aunque me tome mi tiempo o mis años para ello. 
Orlando, si lees este post, gracias por habernos ofrecido, dirigido y conducido un programa de esta calidad, una pequeña joya que he tardado muchísimo en dar con ella pero que ahora tendré faena para ir descubriendo: me ire descargando podcast a podcast hasta recorrer los tres años de placeres... madre mía cómo me voy a poner!
Y luego, qué? Si tal como manifestaste hace poco, tú no vuelves, se le podría proponer a tu amigo César Martín que se haga cargo del programa ya que demostró buenas dotes periodísticas en el capítulo en el que tú fuiste el protagonista. La verdad es que lo hizo muy bien...
Tal como dices, Orlando, "gustazo" haber dado contigo a través de las ondas y "sé muy feliz". Ahora espero saludarte personalmente en Rubor Vitucultores cuando próximamente me acerque por tus tierras, tal como ya te anticipé hace pocos días.
Salut!
Albert (un "yonki" catalán de Placeres Mundanos)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada